11. MASOQUISTA.

Sí, ahí estás en un negro rincón,
escuchando sus agravios y ofensas,
mientras tanto tú sólo en irte piensas,
y lo haces sin tener de él, objeción.

Al lar de tus padres vas, con razón,
y en par de días con ellos te tensas,
no hay palabra de ellos que te convenza,
y de su lar te vas, con obsesión.

A su casa llegas emocionada,
de nuevo quieres lo malo olvidar,
se te ve muy feliz e ilusionada,

mas lo malo vuelves a recordar,
cuando ves su insulsa y seca mirada,
pero de él no te quieres separar.

AÑO DE CREACIÓN: 2010.
AUTOR: Mariano Reyes.