3. DESNUDA.

Por la bahía ataviada paseaba,
el gran Helio poco a poco alejábase,
la gran Luna poco a poco acercábase,
y ella con aplomo el mar contemplaba.


La ruindad de la aldea su vida ahogaba,
"¡Qué puedo hacer para huir de ella!", decíase,
"¡Atosigada estoy de huir!", confesábase,
y al suelo el lazo de su hebra bajaba.


De pronto su negro atuendo quitose,
y al suelo sus botas negras tiró,
y al viento sumisamente entregose.


Vagó por la arena y nada la ondeó,
al fin era libre y así imaginose,
y su huella seguí, su luz me cambió.


AÑO DE CREACIÓN: 2010.
AUTOR: Mariano Reyes.